Tener cuidado con los candidatos, se dedicaron a denigrarse: Enrique Díaz Díaz, Obispo de Irapuato

Portada

El Obispo de la Diócesis de Irapuato, Enrique Díaz Díaz, pidió a los ciudadanos tener cuidado con los candidatos por los cuales saldrán a votar este 1º de julio, ya que se han dedicado a denigrarse y no a proponer, dijo que la gente debe acudir a las urnas a emitir su sufragio.
El Obispo, desde el inicio de este proceso electoral, aseguró que no apoyará a ningún candidato, a pesar de que varios aspirantes a un puesto de elección popular se han reunido con él y subido fotos a las redes sociales, comentó que tuvo diálogo con varios de los candidatos, pero dejó en claro que no tomará posturas hacia uno de ellos. De manera puntual, ha pedido a todos los políticos que sean servidores y que no se sirvan del pueblo.
Enrique Díaz Díaz, Obispo de la diócesis de Irapuato, se acerca ya la jornada electoral, ¿cuál es su postura de ese proceso que se avecina?
“Mi invitación a que cada uno de los ciudadanos tomemos con mucha seriedad y con mucha responsabilidad este proceso, que examinemos bien las posturas, ya no diría sólo de partido sino de personas, para saber quiénes son, qué buscan y que busquemos realmente el bien de la comunidad no sólo el bien personal; frecuentemente en las campañas políticas hay insultos, agresiones, yo creo que tenemos que tener mucho cuidado, después los candidatos fácilmente se reconcilian y a veces nuestras comunidades, las familias, quedan dañadas, entonces, cuidado en estas agresiones”.
Y precisamente, señor Obispo en ese tema que toca usted, ¿cómo ha percibido las campañas, cuál sería el balance de estas campañas que están por terminar también?
“Pues, en general, las campañas se han enfocado más a denigrar a la otra persona, a encontrar los errores de otros, a descalificar que en hacer propuestas, las propuestas muy generales todas, es decir, acabar con la corrupción, acabar con el crimen, la violencia pero, pues, es fácil decir se va a acabar pero las formas prácticas no se ve cómo”.
En Irapuato ¿le convenció algún proyecto, le llamó la atención algún proyecto?
“Ya ahí no me meto, ya me está preguntando cosas personales. Ya ahí no me meto, no puedo, no puedo”, dijo Díaz Díaz.
Monseñor Enrique Díaz Díaz, en general para el día de la jornada, el día de que vaya el ciudadano a las casillas, ¿usted respaldaría que se combatiera el tema del abstencionismo?
“Yo creo que voy más lejos, la responsabilidad, alguien puede abstenerse pero que no se abstenga por apatía, por indiferencia, sino si dice yo me voy abstener conscientemente sabiendo las consecuencias que trae mi abstención, yo respeto esa postura, no la promuevo, pero acepto que alguien pueda decir: “yo mi postura es no votar por mi forma de protestar o decir” pero que no sea nunca por apatía, por indiferencia y que en las elecciones asumamos nuestra responsabilidad como ciudadanos para colaborar y exigir a quien quede como candidato”.
Señor Obispo, de nueva cuenta, Irapuato es víctima de inseguridad desbordada por el crimen, ataques que dejan como saldo un elemento, una mujer policía asesinada, homicidios dentro de iglesias, ¿quiénes son los responsables de esta situación compleja y convulsionada que vive el municipio de Irapuato y el Estado de Guanajuato?
“Es una situación no sólo de Guanajuato, es una situación nacional y una situación de una degeneración de valores que ha privilegiado el dinero, el poder, el placer, sobre los valores de familia, del bien común y cuando ponemos como nuestro objetivo el tener dinero, después no se fijan cómo se va lograr, entonces, hay mucho deseo de poder, de placer, de todo esto y que ya los ambientes delictivos han propiciado, aunado a una no acertada impartición de justicia y procuración de justicia en todos los niveles”, detalló el prelado.
¿Algún día se va a acabar esta situación que en estos momentos es tan compleja?
“Tenemos que acabarla y cada quien tenemos aportar nuestro granito de arena. Nosotros como Iglesia, la escuela, familia, tenemos que aportar, decir no es el camino para ser felices el tener dinero y el tener placer, tenemos que buscar caminos para inculcar valores, lo hemos estado trabajado, lo hemos estado luchando”.
¿Pero no es el responsable de solucionar esto el gobierno?
“No sólo el gobierno, somos todos, somos todos, el gobierno no podría tener un policía para cada ciudadano, si los ciudadanos no estamos formados en valores, sí tiene gran responsabilidad, pero no únicamente el gobierno sino todos”, finalizó Enrique Díaz Díaz, Obispo de la Diócesis de Irapuato.

Deja un comentario