30 AÑOS DE VIVIR EN CANADÁ

Pequeñeces

Cuando salíamos por la puerta trasera del edificio de la Secretaría de Gobernación, le dije a mi esposa: “Tenemos que irnos a Canadá”, porque acababa de salvarme de ser desaparecido o asesinado por los esbirros del gobierno de Miguel de la Madrid, porque en mi periódico “EL PUEBLO”, el licenciado José Pérez Chowell publicó una columna en la que atacaba abiertamente al Presidente de la República a quien señaló como “estúpido”, lo cual en aquellos tiempos que no había nada de libertad de prensa era un crimen inaudito. Pero como yo era el director propietario del periódico, a mí fue a quien llevaron a la Secretaría de Gobernación para interrogarme y estuve muy cerca de ser encarcelado.
Y efectivamente nos venimos mi esposa y mis 6 hijos a bordo de una camioneta guayín a Vancouver, Canadá.
En muchas ocasiones estuve por una causa o por otra en Estados Unidos. Una vez con una visa especial que me concedieron en Calexico, California, por ser periodista del periódico El Occidental de Guadalajara. Luego estuve trabajando de bracero por 6 meses, luego estuve trabajando para el periódico que se publica en español en Los Angeles, también estuve vendiendo cobijas San Marcos, de Aguascalientes, por tráiler a Los Angeles, luego estuve viviendo dos años en Seattle, Washington, en donde tenía un periódico llamado El Sol de Washington. En fin, he tenido muchas experiencias en ese poderoso país, pero no me gusta vivir en Estados Unidos porque sí hay discriminación y los oficiales de inmigración tratan con la punta del pie a los mexicanos. Por esa razón preferí emigrar a Canadá como asilado político.
He tenido otras oportunidades de vivir y hacer negocios o trabajar en Estados Unidos, pero no me siento cómodo.
Hace algunos meses cumplimos 30 años de haber entrado a Canadá. Fue precisamente el 24 de diciembre de 1987 cuando nos abrieron las puertas en este país que es tan generoso y en donde no hay discriminación, tratan muy bien a los extranjeros, no hay criminalidad, todos son muy respetuosos de las leyes y de los derechos humanos de los demás y además es uno de los países más hermosos del mundo y seguido es designado como el mejor país para vivir de todo el mundo.
Gracias a Dios que nos ha permitido vivir tan tranquilamente y con la prosperidad económica que todos anhelamos.

Deja un comentario