Furiosos los priistas descartados

Editorial

Era de esperarse la corriente política de Gerardo Sánchez, designado por el Comité Nacional del PRI como candidato a gobernador, que afectó las esperanzas de muchos y muchas aspirantes del tricolor municipal, pues todas las candidaturas fueron repartidas entre los seguidores de Gerardo Sánchez.
Esta es la consecuencia de la honda división que priva entre los priistas de Irapuato, quienes se han dividido en dos grupos y siempre tiene que salir perdiendo uno de ellos.
Entre las más decepcionadas está la diputada local Irma Leticia Sánchez, quien ha hecho muy buen papel en el Congreso local y esperaba una candidatura con toda seguridad y al darse cuenta de que se quedó con las manos vacías ha protestado furiosamente.
Incluso la diputada federal Bárbara Botello dio a entender que renunciará al PRI y, aunque no lo dijo, podría irse con el Partido Verde para que la registren como candidata a una senaduría.
Por otro lado, Ricardo Ortiz Gutiérrez está por registrarse para reelegirse por el PAN y sólo espera la voz de arranque del comité estatal de su partido para hacerlo y de ese modo se enfrentaría a la candidata del PRI.
Y al analizar las posibilidades de los representantes de los dos partidos, Ricardo tiene a su favor las obras que está realizando en el Tercer Cinturón Vial, que aunque causa muchas molestias por los cortes de la circulación, lucen impresionantes las avenidas y calles reconstruidas y en general tiene buena imagen entre el pueblo.
Será muy reñida la contienda para la elección del 1 de julio.

Deja un comentario